Comparativa: Bugaboo Cameleon vs Bugaboo Fox

Publicado en: Comparativas, Inicio | 0

Creo que ante la inminente llegada del Bugaboo Fox, el cual hemos analizado recientemente, se hace necesario una comparativa en profundidad con el Cameleon, que nos aclare cuales son las intenciones de la marca con este nuevo modelo. ¿Sustituye a alguno de los modelos anteriores? ¿Convivirá con ellos?

Además, recientemente he tenido una interesante charla en Facebook y no nos poníamos de acuerdo a que modelo podía sustituir el Fox, yo me inclinaba por el Cameleon y Belen, se inclinaba más por que sustituiría al Buffalo. Al final de nuestra comparativa sacaremos conclusiones.

bugaboo-fox-vs-bugaboo-cameleon

Tabla Bugaboo Cameleon vs Bugaboo Fox

 FoxCameleon
Dimensiones y peso:Alto: 89-109 cm
Ancho: 60 cm
Largo:84-107 cm

Peso con sillita: 9,9 kg
Altura: de 101 a113 cm
Ancho: 60 cm
Largo: de 91.5 a104 cm

Peso: 10,2 kg incluyendo chasis, ruedas y silla.
Plegado:Puede plegarse con la sillita puesta.

Dimensiones plegado con ruedas: 46 x 60 x 88 cm

Dimensiones plegado sin ruedas: 66 x 54 x 19 cm
No se pliega con la silla puesta.

Dimensiones plegado: 90 x 50 x 31 cm (quitando las ruedas traseras).
Ruedas y frenos:Las 4 ruedas son macizas y desmontables.

Ruedas delanteras giratorias y bloquebles de 21,5 cm de diámetros.

Ruedas traseras de 30,5 cm de diámetro.

Nuevo Sistema de suspensión en eje centra y ruedas delanteras.

Puede adoptar posición de dos ruedas (modo playa).

El freno se bloquea y desbloquea pisando hacia abajo un pedal situado a la izquierda del eje trasero. Parece muy cómodo aunque llevemos zapato abierto.
Las 4 ruedas son macizas y desmontables.

Ruedas delanteras: Giratorias y con suspensión ajustable. Diámetro de 15 cm.

Ruedas traseras: Macizas, rellenas de espuma, con 30 cm. de diámetro.

Suspensión regulable en las ruedas delanteras ( cuatro posiciones según el peso del bebé).

Puede adoptar posición de dos ruedas (modo playa).

El freno se acciona en el manillar.
Sillita:Es reversible y reclinable, con tres posiciones en ambos sentidos.

Reclina manteniendo la posición.

Manillar cerrado y regulable de forma telescópica.
Es reversible, y se regula en tres posiciones incluida la horizontal. Mantiene la forma en todo momento por lo que el niño no se puede estirar.

Manillar regulable en altura.
Otros detalle:Diseñado para resistir un peso de hasta 22 kg

Barra de seguridad incluida. Es abatible y puede extraerse de ambos lados.

Capacidad de carga de la cesta inferior de 38 litros.

Puntos de sujeción para los accesorios integrados en el cochecito.
Apto para niños de hasta 17 kg.

Barra de seguridad abatible. Esto es muy cómodo para meter y sacar al niño.
PrecioDesde 1.150 €Desde 1.000 €

Como podemos ver en el primer apartado, el Bugaboo Fox es algo más ligero y compacto que el Cameleon. La diferencia no es abrumadora pero si que representa una mejora a tener en cuenta.

Donde si existe una ventaja sustancial es en lo que ocupa plegado el cochecito. En este caso nuevamente sale victorioso el Bugaboo Fox.

Si nos fijamos en el apartado de ruedas y suspensión encontramos nuevas mejoras que aporta el Bugaboo Fox.

Las ruedas delanteras son más grandes, el sistema de suspensión es más moderno y en ambos casos se puede adoptar la posición a dos ruedas que es interesante para circular por terrenos blandos (arena).

En el apartado de otros detalles vemos que el Fox aguanta más peso que el Cameleon y que han mejorado la accesibilidad y capacidad de la cesta inferior.

Para acabar llegamos al último apartado en el que el Bugaboo sale victorioso, el precio, ya que es entre 150 y 200 € más económico.

Como ya comenté en otra entrada no parece este un factor determinante en un cochecito de alta gama en el que lo que menos se suele mirar es el precio.

A todo esto hay que añadir que la posibilidad de personalización en el Bugaboo Fox es superior ya que podemos elegir más colores disponibles para las capota, las telas, los agarres, incluso para el acabado de las ruedas.

Conclusiones

Una vez comparados me quedo con la misma sensación que cuando analicé el Bugaboo Fox hace unos días.

Cuando este modelo esté en el mercado no encuentro muchas razones para comprar el Cameleon e incluso voy más allá, ¿que razones quedan para comprar el Bugaboo Buffaloo?.

Es decir, con el Fox estaríamos ante un cochecito de bebé más ligero y compacto que el Cameleon pero con ruedas más grandes, mejor suspensión y casi tan resistente como el Buffalo.

Ya veremos que pasa.

 

 

Dejar un comentario